ARTÍCULO DEL BETIS

840

Me atrevo a escribir estas líneas, aun desde la congoja que produce el desconocimiento, sobre si Monchi autoriza o no la crítica, siempre sana y constructiva, a sus paniaguados y regados adláteres de la prensa deportiva sevillana.

Con la relativa tranquilidad que otorga, saber que un tipo del nivel del león de San Fernando, seguramente no tiene tiempo para estas menudencias, me decido finalmente a comentar con vosotros lo último de Chazarri.

Vaya por delante, que valoro muchísimo, que en esta ocasión no haya pretendido meterse en la piel de un bético y elucubrar sobre aquello que los béticos pensamos o deseamos en cada momento, es obvio que el traje de bético no se tejió para todo el mundo, y agradezco que quien no lo es, no trate de ilustrarnos sobre lo que significa.

Esta vez, ha sido mucho más leal consigo mismo, y ha actuado directamente como sevillista, con todos sus perejiles.

“La principal tara que le veo a Fekir, es el club por el que fichó, el Betis…”

No dejo de pensar, que existe cierta evolución entre tratar de ilustrar a los béticos sobre lo que es el Betis, y dar rienda suelta a tu sentimiento antibético, una evolución como digo, que ahonda en cuestiones tan positivas en lo personal como eso que os comentaba de guardarse lealtad a uno mismo, y esto a su vez, me lleva en un auténtico aquelarre de esperanza, a albergar la ilusión de que quizás, próximamente, el discurrir de su proceso evolutivo, lo lleve a actuar como periodista.

Claro que para esto, siquiera sea “en vez en cuando” que diría mi amigo Fernin, hay que publicar noticias que despierten interés, y no opiniones, que por su reiterado sesgo, acaban por aparecer como apáticas.

Pero no decaigamos, yo no digo que la tara que Chazarri observa en Fekir provenga directamente de aquello, pero tal vez, si nuestro intrépido reportero hubiera tenido conocimiento de que otro equipo de esta ciudad (que no es el Calavera) intentó firmar a Fekir hasta última hora, quizás, si hubiera conocido que el director deportivo y el entrenador de otro club de esta ciudad aprovechando la presencia de Nabil en Sevilla para firmar por el Betis intentaron sin éxito llevarlo a otro lugar, Chazarri, hubiera podido deleitarnos con una crónica sobre las taras que a buen seguro, su ojo certero y su firme criterio habrían observado en  aquella operación fracasada.

Lamentablemente no pudo ser, entre otras cosas porque para que hubiera podido ser, habría que haber dado la noticia, y entre que no convenía y que estos tipos aún no se explican qué leches tiene que ver eso de las noticias con ellos, la cosa quedó en agua de borrajas.

Como quiera que sea, al final, la línea editorial, una vez más, como avancé con aquello de Haurie y su inteligencia asintomática, no abandona su carril, y claro, yo debo reconocer que me pasa, que cada vez que recibo un whatsapp y confirmo que su contenido es un texto de alguno de los colaboradores, siento una especie de asfixia interior que me hiela la sangre y no puedo evitar que brote de mis labios, apenas como un susurro, resignado y conformista, un lacónico “ojo…claro…ADIÓ…artículo del Betis”

DIEGO GRANADO JAPÓN. TERTULIA ¿DE QUIÉN ES LA CULPA HOY?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here