“Papá, yo quiero esa mochila”

1694

– Papá, yo quiero esa mochila.

La palabras de mi hijo manaban cristalinas como el canto limpio de un himno pintado en el nuevo Gol Sur.

– Papá, la del Betis, demandaba en su agudo tono de voz.

Como el que anuncia por los altavoces del Villamarín el centro del campo que ese domingo va a alinear Quique Setién.

– Quiero la de nuestro equipo para este curso, me pedía.

Cientos de escolares han empezado esta semana sus clases con una
mochila del Betis, nueva, como la ilusión de cualquier bético al
inicio de temporada. Dentro de esa mochila cabe toda la luz de
Heliópolis junto a la goma de borrar los domingos de derrotas y las
tijeras que recortan los llantos en el manquepierda. Pero también en
esa mochila cabe la dictadura de un lápiz verde cansado de que le
saquen punta. Gastado de pintar un escudo tras otro, cientos de ellos
trazados en un cuaderno de caligrafía o al pie de una carilla de
cuentas que siempre suman los puntos que le faltan a su Betis para
salvare. Un lápiz verde mucho más gastado que el resto de la paleta de
colores que descansa en su estuche, pues todo en su imaginación es
verde, todo su mundo es verde, todos los lunes son verdes se gane, se
empate o se pierda, todo es verde.

Hijo, empiezas el cole y metes tus libros en tu nueva mochila del
Betis, porque parte de tu existencia es el Betis. Hará frío, hará
calor, lloverá, queda todo un año por delante de estudio, de trabajo y
de partidos en el Villamarín. Una Liga de victorias y derrotas, pero
cada día levántate orgulloso para hacerte un hombre, coge tu mochila y
mientras andas camino del cole anuncia a todo el mundo que tú eres del
Betis.

 
Isidro Oliver
Compartir
Artículo anteriorManquepierda
Artículo siguienteR. Betis 2 – 1 Deportivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here