Johnny Kuellarky: reflexiones sobre la cantera

232
Cuando me dijeron que nombre te gustaría poner a esta sección lo tuve claro: Johnny Kuellarky, por tres razones que ahora paso a explicarles:
 
  1. Johnny por mi amigo Juanlu, loco por el Betis, que ya no está entre nosotros y me gustaría que el primer recuerdo fuera para él: un abrazo fuerte Juanlu, estés donde estés.
  2. El segundo motivo por Ángel Manuel Cuéllar Llanos, el mejor jugador canterano que he visto jugar por la ciudad deportiva del Betis, y con el que luego tuve la satisfacción de verlo triunfar con la camiseta verdiblanca.
  3. Y la tercera y definitiva razón es que ese nombre, Johnny Kuellarky, nace para revelarme contra todos aquellos aficionados que he visto desde niño en el Benito Villamarín criticar y exigir a los chavales recién subidos de cantera como si tuvieran la culpa de todos los males, mientras perdonaban a fichajes extranjeros de países y nombre exóticos por la famosa adaptación.Y es precisamente a ellos, a los que por tener una experiencia y venir cobrando como tales, a los que habría que exigirles desde el minuto 1.
 
A gente como Cuéllar le llevó años coger su nivel porque le faltaba físico para la adaptación a una liga superior donde se juega más rápido, y alcanzar la personalidad suficiente, ya que a veces son niños que no han cumplido la mayoría de edad. Todos esos pasos que a jugadores ya curtidos y hechos cuando se fichan se les presupone.
 
Hablo con conocimiento porque he visto como se les chillaba a chavales en su primer año, mientras a estrellas recién fichadas se les perdonaba todo.
 
Ahora que parece que la cantera va a ser importante en el equipo y en el proyecto deportivo, pediría paciencia con los chavales que al final en los malos momentos son los que no sacaron del pozo más de una vez (quinta de Cuéllar o la de Capi) y son los que económicamente (gracias a sus ventas) nos han sacado de más de un apuro: desde Luis del Sol hasta Ceballos.
 
 
Para terminar solo decir que esa paciencia no es eterna: los canteranos tienen que ganarse poco a poco el derecho a jugar. A veces se triunfa como Dani Ceballos, y otras por distintas razones no, como Nono (en su momento fue el mejor cadete de Andalucía), que disfrutó de muchas oportunidades.
 
En definitiva, darles la bienvenida a este rincón en el que hablaremos periódicamente de la Cantera, eterno patrimonio del Club que debemos cuidar y respetar.
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here